Trucos diferentes para lugares diferentes

con pocos trucos, podemos aumentar la produccion y belleza de las huertas y jardines

Consejos para cultivar segun donde

No te apresures a la hora de sembrar. Cada especie y cada variedad tiene su época de plantación, al principio puedes guiarte por las recomendaciones de los sobres de semillas, pero deberías estudiar un poco el clima de tu zona.

Los mandamientos para tener un buen huerto

  • No te agobies si las cosas no salen, inténtalo de nuevo o espera. Las semillas están vivas y necesitan ciertas condiciones para brotar.
  • Sé ordenado en todo lo relacionado con la huerta. Guarda el material (azadas, azadas de doble mango, rastrillos) a buen recaudo; las semillas en condiciones de baja humedad y temperatura (la nevera es ideal).
  • Haz los semilleros de cebolla a primera hora de la mañana, obtendrás mejores resultados.
  • Respeta los plazos de seguridad para la recolección de la fruta o verdura.

La rotación de los cultivos

Como ya sabes, en el huerto es muy conveniente practicar la rotación de cultivos. Hay hortalizas que agotan algunos componentes del suelo, y estos tardan en renovarse. Otras, aportan al suelo algunos elementos que no siempre es deseable encontrar en el mismo sitio.

Por otra parte, algunos cultivos practicados de manera repetitiva no sólo empobrecen el suelo, sino que favorecen la aparición de enfermedades y parásitos.

El trabajo del horticultor, con sus conocimientos, consiste en practicar una eficaz rotación de cultivos, sobre todo agrupándolos por familias.

Es recomendable dividir el huerto y alternar en cada parte el cultivo de plantas de la misma familia en ciclos de tres años, de modo que para cada familia pase un periodo de dos años hasta que vuelva a crecer en el mismo sitio; así disminuye el riesgo de enfermedades y se obtiene un rendimiento óptimo.

Para ello dividamos en tres familias el huerto:

  • 1º: judía, guisante, lechuga, espinaca, pimiento, tomate, pepino, berenjena.
  • 2º: Hortalizas de raíz: Zanahoria, patata, cebolla, remolacha, ajo.
  • 3º: Repollo, col Bruselas, coliflor, rábano, nabo

Recomendaciones a la hora de sulfatar

  • Si hay viento o llueve no se tratará y siempre se realizará la aplicación protegiéndonos los ojos y usando mascarilla.
  • No dejar a curiosos u otras personas que se acerquen cuando se esté realizando el tratamiento.
  • No fumar, ni beber, ni comer cuando se realiza el tratamiento.
  • No sulfatar con sol, siempre a primera o última hora del día.
  • Distribuir correctamente el producto sobre los frutales y si se obstruye alguna boquilla nunca intentar desatascarla soplando.
  • Limpiar el equipo de aplicación de forma correcta.
  • Nunca dejar producto hecho de una vez para otra.
  • Respete la opinión que le pueda dar un profesional para la utilización de estos productos.

Vamos a dividir nuestros frutales en tres grupos: pepita, hueso y agrios, pues llevan diferente forma de tratarlos. Recordad que algo muy importante para nuestros frutales es la poda y cada grupo tiene una época: Los arboles de pepita los debemos de podar a finales de Diciembre, los de hueso antes de que acaben de caer la hoja y los agrios en Abril, retocando en Agosto.

Trucos para el cuidado de tus árboles frutales

  • Noviembre o Diciembre oxicloruro de cobre a todos los árboles.
  • Para manzanos, perales y nashis: Poda, sin olvidar la pasta cicatrizante. En invierno, aplicar aceite blanco, insecticida y oxicloruro de cobre. Deben efectuarse dos tratamientos. El primero a la caída de la hoja y el segundo antes del hinchamiento de las yemas.Plena vegetación. Aplicar fungicida para moteado (DACONIL 50 SC) y un insecticida contra la carpocapsa, pulgón y minadoras. Una la primera quincena de Junio y la segunda vez, la primera quincena de Agosto.
  • Melocotoneros, nectarinas y cerezos: Poda, sin olvidar la pasta cicatrizante.Prevención de la abolladura. Como sistema preventivo se tratará al desborre de las yemas (un poco antes de la brotación) con Syllit Flow. En estado vegetativo y si la climatología es lluviosa deberán repetirse los tratamientos una vez al mes.
  • Agrios: Durante el reposo invernal, antes del mes de febrero. Aplicar aceite blanco con un insecticida para la cochinilla. A lo largo del año, aplicar quelato de hierro cada dos o tres meses. Ha dado buenos resultados los tratamientos con Fosetil-Al después de la floración. Observar los árboles, si presentan manchas como carboncillo en las hojas, mirar su parte inferior a ver si tiene cochinilla, si fuera así tratar con un insecticida específico para ese problema.

Los pequeños detalles de un buen jardín.

Muchas veces, el mejor jardín es el que posee pequeños detalles. Para ayudarte, te damos algunas ideas:

  • No plantes demasiado apretado, dales espacio a las plantas para que se desarrollen bien de acuerdo a su tamaño.
  • En el caso de los árboles, no olvides clavar y sujetar el ejemplar a un tutor firme para que se mantenga vertical.
  • Todos los años debes aportar a todas tus plantas (árboles, arbustos, rosales, flores, césped, etc.) algún tipo de abono.
  • Los árboles, arbustos, trepadoras y rosales se podan en invierno, pero a lo largo del año también se pueden, y se deben, hacer intervenciones ligeras para eliminar elementos indeseables tales como rotas y enfermas, que estorben el paso, chupones, rebrotes o flores pasadas.
  • Los setos precisan al menos 2 recortes al año.
  • Si cultivas tus plantas correctamente, con su riego, su abono, luz suficiente, etc., estarán fuertes y vigorosas y serán mucho más resistentes a los ataques de plagas y enfermedades.
  • Inspecciona con frecuencia las hojas para descubrir la presencia de parásitos o cualquier signo de enfermedad. Cuanto antes los descubras, más fácil será su control. Atención a las plagas más frecuentes como son el Pulgón, la Cochinilla y la Mosca blanca.
  • Si el año anterior ha habido fuertes ataques de alguna plaga u hongo, es lógico que vuelva a repetirse, por tanto, debes tratar preventivamente con insecticidas o fungicidas.
  • Trata preventivamente los rosales, a partir de enero, una vez al mes, con fungicida para evitar hongos como oidio, mancha negra y roya.
  • Corta y quema las hojas que hayan sido atacadas por hongos.
  • Si ves tus arboles de cierre ponerse marrones del centro hacia a fuera, no lo dejes, sulfátalo inmediatamente o se extenderá rápidamente.

Siembra y trasplanta según las fases lunares.

En la agricultura ancestral, la observación del sol, la luna y otros astros eran prácticas habituales. Esta observación, junto con la experiencia, son el origen de la sabiduría popular trasmitida de generación en generación y que en la práctica actual se ha ido perdiendo.

La influencia de la luna sobre las plantas favorece que la savia ascienda o descienda. La luz de la luna al igual que la solar, también participa en el proceso de la fotosíntesis y en la germinación de las semillas, ya que, los rayos de la luna pueden penetrar en la tierra.

El calendario lunar nos da un resumen mes a mes de cuando es más conveniente plantar o replantar sus plantas y cuando es el mejor momento para podarlas.

Aquí podéis consultar el calendario lunar de 2015, pero como norma general debemos atender las siguientes recomendaciones:

  • Luna llena, en este momento la savia se encuentra en la parte aérea de la planta y es cuando se recomienda la cosecha de los frutos y el laboreo en la tierra.
  • Luna nueva, es un periodo de poco desarrollo de la planta, así como de descanso y reposo.
  • Luna creciente, (con forma de D) como en este periodo la savia se encuentra en la parte aérea de la planta, es un buen momento para trasplantar y podar. Además se siembran cultivos de los que aprovechamos sus frutos.
  • Luna menguante, (con forma de C) en este momento la savia está concentrada en las raíces, por lo que es un buen momento para hacer las podas, injertos, etc. Además es un buen momento para sembrar aquellos cultivos de los que consumimos la parte subterránea, como es el caso de remolachas, patatas, zanahorias o chirivías.