slideshow slideshow slideshow

Consejos para tu Huerto

cosejos de para cuidar la huerta en Asturias

No te apresures a la hora de sembrar. Cada especie y cada variedad tiene su época de plantación, al principio puedes guiarte por las recomendaciones de los sobres de semillas, pero deberías estudiar un poco el clima de tu zona.

Los mandamientos para tener un buen huerto

  • No te agobies si las cosas no salen, inténtalo de nuevo o espera. Las semillas están vivas y necesitan ciertas condiciones para brotar.
  • Sé ordenado en todo lo relacionado con la huerta. Guarda el material (azadas, azadas de doble mango, rastrillos) a buen recaudo; las semillas en condiciones de baja humedad y temperatura (la nevera es ideal).
  • Haz los semilleros de cebolla a primera hora de la mañana, obtendrás mejores resultados.
  • Respeta los plazos de seguridad para la recolección de la fruta o verdura.

La rotación de los cultivos

Como ya sabes, en el huerto es muy conveniente practicar la rotación de cultivos. Hay hortalizas que agotan algunos componentes del suelo, y estos tardan en renovarse. Otras, aportan al suelo algunos elementos que no siempre es deseable encontrar en el mismo sitio.

Por otra parte, algunos cultivos practicados de manera repetitiva no sólo empobrecen el suelo, sino que favorecen la aparición de enfermedades y parásitos.

El trabajo del horticultor, con sus conocimientos, consiste en practicar una eficaz rotación de cultivos, sobre todo agrupándolos por familias.

Es recomendable dividir el huerto y alternar en cada parte el cultivo de plantas de la misma familia en ciclos de tres años, de modo que para cada familia pase un periodo de dos años hasta que vuelva a crecer en el mismo sitio; así disminuye el riesgo de enfermedades y se obtiene un rendimiento óptimo.

Para ello dividamos en tres familias el huerto:

  • 1º: judía, guisante, lechuga, espinaca, pimiento, tomate, pepino, berenjena.
  • 2º: Hortalizas de raíz: Zanahoria, patata, cebolla, remolacha, ajo.
  • 3º: Repollo, col Bruselas, coliflor, rábano, nabo

Recomendaciones a la hora de sulfatar

  • Si hay viento o llueve no se tratará y siempre se realizará la aplicación protegiéndonos los ojos y usando mascarilla.
  • No dejar a curiosos u otras personas que se acerquen cuando se esté realizando el tratamiento.
  • No fumar, ni beber, ni comer cuando se realiza el tratamiento.
  • No sulfatar con sol, siempre a primera o última hora del día.
  • Distribuir correctamente el producto sobre los frutales y si se obstruye alguna boquilla nunca intentar desatascarla soplando.
  • Limpiar el equipo de aplicación de forma correcta.
  • Nunca dejar producto hecho de una vez para otra.
  • Respete la opinión que le pueda dar un profesional para la utilización de estos productos.